Artículo de José María Salaverri sobre el libro

Mi querido amigo Salaverri, me envió hace unos días un artículo que ha escrito para la revista EFE EME, me ha gustado mucho y por eso aquí os lo dejo adjunto:

Tenía curiosidad por conocer esta obra primera de Miguel. Confieso que me ha gustado mucho. Empecé a leerla y me enganchó.

Puede parecer extraño que una historia sin historias, un caminar de un joven de etapa en etapa hacia Santiago de Compostela, me haya enganchado… Al final de cada etapa estaba deseando ver qué iba a pasar en la siguiente etapa. En el fondo todo lo personal es interesante cuando sale del alma y está contado con verdad y sencillez.

Me ha encantado que a través de esas líneas un joven de 17 años, un adolescente todavía, haya sabido vivir el espíritu del Camino y reflejarlo con sencillez y naturalidad en su personal aventura. Miguel ha sabido vivir ese clima de silencio y de interioridad, necesarios para quien quiere encontrarse a sí mismo y encontrar al Apóstol y en él al Señor; pero a la vez armonizarlo con el encuentro y la amistad que engendra el caminar juntos y el compartir alegremente los momentos de llegada a cada etapa

Me ha encantado que un joven de 17 años tenga ese tesón por seguir adelante a pesar de sus pies cansados, a pesar de la ‘tentación’ que suponía en esos momentos el recuerdo de su familia veraneando en una cómoda playa, idealizada por la imaginación.

Me ha encantado que en el camino encontrara su auténtica vocación por la belleza a través de la historia del arte.

Me ha encantado esa austeridad, tal vez obligada por un presupuesto escaso, pero aceptada y vivida como lógica en una peregrinación que nada tiene que ver con una gira turística.

Me ha encantado cierta ingenuidad, tal vez lógica en un adolescente, pero asumida, no sé si consciente o inconscientemente, como un valor evangélico. ¡Ojalá Miguel nunca pierda esa “infancia que no tiene edad”, que es propia – qué paradoja – de un auténtico cristiano adulto! Lo dijo el Señor al animarnos a recibir el Reino de Dios como un niño.

Y cuando Miguel llega a Santiago, este lector que soy yo no pudo reprimir un grito de alegría. Dice Miguel: “Pienso que millares de peregrinos habrán llegado llorando de alegría al entrar en el Obradoiro… Estoy sentado en la mitad de la plaza, mirando la fachada…” Al leer su llegada me parecía haber llegado yo mismo felizmente a la meta con él.

Querido Miguel, me encantó la dedicatoria que pusiste en mi ejemplar de tu libro. Citas una estupenda frase de San Agustín “El camino ha de conducirnos a su morada” (De civitate Dei). Sí, yo ya estoy en las cercanías de Su morada, y feliz de haber emprendido mi peregrinación por el camino que el Señor me señaló desde muy joven.

Y yo le pido a Dios que nunca pierdas el norte, que la peregrinación de tu vida te lleve a su morada. Y te recuerdo que como miembro de la Familia Marianista tienes una estrella polar. “Mira a la estrella, invoca a María”: esto lo dice un enamorado de la Virgen, San Bernardo. No es fácil hoy ser peregrino de Dios en este mundo. No está de moda. Por eso te acompaño con mi simpatía y sobre todo con mi oración.

José María Salaverri sm

4 comentarios »

4 comentarios a “Artículo de José María Salaverri sobre el libro”

  1. José I. Iglesia Puig sm, el 12 abril 2007 a las 7:58 h #

    Querido Miguel:

    Todavía no te conozco… quizás algún día. Yo no he tenido la suerte de leer tu libro (a Polonia no nos ha llegado todavía) ni de peregrinar a Santiago. Sí que he tenido la suerte de descubrir al Señor en la naturaleza y en el arte, las dos pasiones de mi vida. Te envidio sanamente que pudieras hacer el Camino. Te envidio sanamente que, alguien como José María (a quien admiro y quiero mucho) te haya escrito unas líneas tan hermosas. Que ellas te acompañen y te recuerden una experiencia tan bonita y… que siempre somos caminantes.

    Desde Polonia, un fuerte abrazo y muchos saludos a tu mujer y vuestro hijito

    Jose I. Iglesia Puig sm

  2. Lily de las Casas, el 17 abril 2007 a las 0:18 h #

    Me han emocionado hasta las lágrimas las palabras de José María, y estas me hacen esperar con mayor expectativa aún la llegada de tu diario.

    No he querido adelantarme a leerlo en la red, pues quiero poder tocarlo y disfrutarlo antes de ir a domir, a la hora de mi almuerzo en la oficina y en todos los ratos libres de mi quehacer diario.

    Felicidades Mikel!!! Espero sigas cosechando exitos.

    Un abrazo,

    Lily

  3. » A pesar de la tentación seguía adelante, el 14 mayo 2007 a las 22:58 h #

    […] José María Salaverri comentando Diario de un perlegrino […]

  4. rolando, el 7 septiembre 2009 a las 14:34 h #

    Hola Miguel:
    soy de Argentina y hace 5 años hice parte del camino de Santiago, y querias saber como puedo hacer para conseguir tu libro del camino; lo he buscando aqui pero no aparece..
    ademas estoy pensando en hacer el camino de san francisco el año que viene y tambien queria saber si me podias informar si la guia esta disponible en pdf para descargar aunque sea en italiano.-
    Gracias por tu experiencia! gracias peregrino!
    Rolando

Trackback URI | RSS comentarios

Dejar un comentario