Archivo de la categoría 'Mitología'

Reflexiones en torno al miércoles, los mercuriales, la cruz de ferro y San Cristobal

Hola familia,

Hace unos días que reflexiono sobre este asunto; el miércoles, la importancia de este día, su origen, su simbología …

Todos sabemos que el origen de los nombres de los días de la semana procenden de la mitología clásica; y así tenemos…

  • El lunes (moon-day), el día de la luna, de la diosa Selene
  • El martes, el día del dios de la guerra, Marte
  • El miércoles, el día del dios Mercurio, dios mensajero, del comercio, la elocuencia, de las fronteras, los pastores y los viajeros (equivalente al hermes griego)
  • El jueves, el día del dios de dioses (Zeus para los griegos), Júpiter
  • El viernes, el día de Venus, diosa del amor
  • El sábado, el día de Saturno, dios del tiempo, el equivalente a Crono para los griegos
  • El domingo (sun-day), día del sol, del dios Apolo, el cosmocrátor

La mayoría de los citados anteriormente son dioses bastante famosos, quizás el más desconocido es mercurio, o hermes en la mitología griega.

El dios mercurio, en el periodo romano, era el dios de la gente que viajaba, que se movía, de los pastores, de los comerciantes, de los ladrones, de los viajeros… él era el mensajero de los dioses, la mayoría de las veces se le ha representado con unas sandalias con alas. En esta escultura romana le vemos descalzarse para descansar:

Pues bien, por una parte tenemos la historia del dios mercurio y sus devotos (viajeros, comerciantes, pastores… gente que siempre estaba en camino).

Por otro lado tenemos el término de “mercuriales”, que no se suele emplear mucho, pero yo cada vez lo escucho y lo leo más, sobre todo en guías de viajes, de la transpirenaica, del camino…

Un mercurial es un montón de piedras que señala un camino. Pensaréis, pues vaya tontería, montones de piedra los hoy en todas partes, pero son montones de piedras especiales, no han sido creados por azar, sino por intervención humana, es decir ha sido el hombre el que ha decidido crear ese montón o esa montaña con piedras, para marcar el camino correcto a seguir.

Imagino que todos los peregrinos que lean esto pensarán en estos momentos en un conocidísimo mercurial y quizás uno de los más grandes de la península, la cruz del ferro,

Esta cruz, se encuentra en la frontera entre la zona de la Maragatería, con capital en Astorga y el Bierzo, con capital en Ponferrada. La cruz se encuentra en la cima del monte Irago a unos 1.500 metros de altura, entre Foncebadon y Ponferrada.

Este es el mercurial más conocido y de mayor tamaño, su origen no está muy claro, hay tres posibles explicaciones:

  1. Seguramente sea un “milladoiro”, es decir un amontonamiento de piedras, creada desde época celta por los caminantes que depositaban en los bordes de los caminos dichos montones para invocar a las divinidades protectoras de dichos caminos.
  2. También se baraja la posibilidad de que sea una derivación de un hito o de un mojón, de época romana, utilizado para la demarcación de los diferentes territorios, de las fronteras.
  3. Una vez se cristianizó el imperio romano el sentido anterior de la cruz del ferro se modificó y en este caso se puso en relación con el versículo de “…cuando las piedras hablen…”, que encontramos en el Juicio Final. Se pensaba que en ese momento del juicio las piedras testificarían quien había sido su portador, el peregrino que la había traido desde su lugar de origen hasta allí y así este quedaría salvado con las indulgencias plenarias.

No sé cual será la respuesta correcta a la pregunta del origen de esta majestuosa construcción, pero me gustaría pensar que es una mezcla de las tres, creo que en su origen es un amontonamiento celta, que pasó a ser un hito romano y con la cristianización del imperio… de lo que estoy seguro es que se trata de un testimonio vivo del paso de los peregrinos desde la antigüedad hacia Compostela.

Ya aparece en el siglo XII, en el Códex Calixtinus; “Las gentes peregrinarán a Santiago hasta la consumación de los siglos”.

Pero la Cruz del Ferro no es el único mercurial de la península, sí que es el más llamativo, pero si te pierdes un poco por los caminos de montaña, no tendrás que buscar mucho para dar con uno de ellos. En la transpirenaica o GR-11, por ejemplo, podemos encontrar multitud de ellos, os dejo dos fotos como ejemplo:

Este lo encontré subiendo hacia el balcón de pineta

Y este otro en la parte del pirineo navarro, cerca de Orbaizeta

Al hilo de toda esta conversación, recuerdo que hace unos años, mi profesor del curso de monitor de bici de montaña, me contó que estaba pensando en escribir una tesis o una investigación (era historiador), sobre la importancia de San Cristobal en la orografía del terreno, es decir la importancia y la frecuencia de este nombre para designar pequeñas colinas, fuentes, cruces de caminos…

Según mi profesor me contó que la mayoría de ermitas de San Cristobal se construyeron sobre grandes montones de piedras. Es cierto que de una cultura o de una religión a otra, se procura conservar los lugares “religiosamente importantes”, se mantiene la importancia y el emplazamiento de las construcciones religiosas (por ejemplo en la conquista las iglesias siempre se contruyeron encima de las mezquitas). Esto tenía un doble objetivo, el primero demostrar la fuerza superior y el segundo, mantener la importancia y el “magnetismo” del lugar.

San Cristobal, según acabo de leer en “La leyenda dorada” de Santiago de la Vorágine, era un cananeo que según se cuenta llevó a Cristo en cuatro ocasiones, de hecho su nombre significa: “portador de Cristo”. En la actualidad es el patrón de los conductores y de los viajeros o aventureros. Era una persona que siempre estuvo caminando, viajando de un lugar a otro.

Pues bien, no sería muy descabellado pensar que la figura de San Cristobal se trata de la cristianización del dios Mercurio, y de ahí que sus ermitas se contruyesen encima de los mercuriales o “altares” de dicho dios, no?

Ya es algo tarde y creo que comienzo a desvariar un poco, lo mejor será que me vaya a dormir ya …

Boas noites, Mikel Perles “perlegrino”

7 comentarios »