Archivo de la categoría 'Reflexiones personales'

Web’s donde poder viajar compartiendo coche

Hace bastantes años viajé a Alemania, para visitar a mi amiga Paula, me sorprendió cuando me dijo que desde el aeropuerto donde llegué (no recuerdo cual era, pero estaba muy lejos) había encontrado un chico que iba en coche y podía compartir el viaje con él, pero cual fue mi sorpresa que no me llevaba a mi solo, sino que recogió a dos más, todos metidos en su golf rumbo a Munich, la verdad es que la experiencia me encantó, pero al regresar a España busqué algo parecido, había una web muy cutre pero no tenía nada de movimiento…

Y de un tiempo a esta parte he descubierto que no sé muy bien porqué (bueno supongo que será por el precio de la gasolina, por la crisis…) está comenzando algo similar por España. Los últimos viajes que he hecho han sido gracias a este proyecto de “coche compartido”, y gracias a eso he conocido a un matrimonio de un rumano y una boliviana que tienen una niña de 3 añitos preciosa, y han resultado ser los cocineros de una pizzería donde he ido alguna vez, he conocido a un hombre alemán que vive en un barco y va dando vueltas por el mundo, a un psicólogo especialista en gestalt, a un americano de Texas, a dos chicas alemanas que estudian medicina y tocan la guitarra dentro del coche… la verdad es que todos ellos dignos de ser personajes de una novela…

Y por todo esto me he animado a escribir este post en el blog, comentando o analizando las alternativas o posibilidades de viajar con esta filosofía, seguramente habrán muchas más, pero que yo conozca principalmente hay 3 páginas web’s donde poder encontrar gente que ofrece su coche para compartir asientos o gente que busca coche para ir a algún sitio. Las páginas web son:

 

Esta es la más potente y antigua, es la que más “movimiento” tiene, en sus datos comentan que gracias a ellos viajan más de 1 millón de personas al mes entre más de 5.000 ciudades en 45 países distintos. La página es alemana (si no me equivoco todo esto comenzó allá), pero se puede poner en castellano.

 

Esta otra página es española, comenzaron en el 2009, puedes encontrar un montón de viajes dentro de España, tiene la ventaja que la página puedes ponerla también en euskera o en catalán.

 

 

Por último, esta que hace unos meses se llamaba comuto.es, pero ahora se llama blablacar.es, y en origen era “covoiturage.fr” la web francesa más fuerte de este tipo, y se nota porque hay un montón de viajes de “Valencia-Lyon”, o “Barcelona-Montpellier”… También tiene un montón de movimiento, de hecho yo es la que suelo utilizar normalmente, y si aquí no encuentro puedes busco en las otras dos.

 

El funcionamiento de las 3 es prácticamente el mismo; si eres conductor tienes que dar de alta tu viaje en su página, poner los datos; fecha, horario, lugar de salida, lugares de paso, y llegada… si fumas, llevas música alta, mascotas… y cuantas plazas tienes libres y a qué precio las ofreces. Y si eres pasajero puedes ver lo que hay publicado o también poner un anuncio de “se buscan plazas para el trayecto Logroño-Cuenca”. El precio se paga directamente al conductor en el momento del viaje y… así de fácil.

La verdad es que yo estoy encantado, es una oportunidad única para conocer gente, para poner en común experiencias, viajes, aventuras… Os animo a que a partir de ahora siempre que vayais a viajar os paséis antes por la web a ver si hay alguien que vaya a hacer el mismo trayecto, o si podeis ofertar las plazas libres de vuestro coche…

Un abrazo y a disfrutar del ahorro (económico y sobre todo ecológico) del coche compartido!!

2 comentarios »

El valor del agua

Recuerdo una campaña de  “Cuarenta días con los cuarenta últimos”, que trataba  sobre el agua en aquellos paises, siempre lo veía como algo muy lejano, muy ajeno a mi… Pero en los 15 días que estuve en Chagampama, pude vivir en primera persona este gran problema, salvando por supuesto las distancias con los países de África de los que hablaba la campaña.

La gente de Chagapampa, y en general la gente de la mayoría de aldeas no tiene un acceso directo al agua (no digo agua potable, simplemente hablo de agua).  Ellos caminan hasta lo que llaman “puquios” (manantiales) de donde cogen el agua.  En algunas ocasiones tienen el “puquio” a cinco minutos, pero hay quien lo tiene a media hora o más.

En nuestro caso, teníamos el “puquio” a unos quince minutos caminando, según la gente de allá decía cinco minutos, pero… yo nunca logré bajar la cifra de los quince, sobre todo a la vuelta que iba cargado. Íbamos todos los días, por la mañana a por el agua para todo el día, cogíamos dos “latas”, dos garrafas amarillas (que antes contenían aceite), contienen cuatro galones (1 galón = 4’8 litros), para los tres misioneros que estábamos allá.

Con esos casi 40 litros de agua “sobrevivíamos” todo el día, para fregar los platos, los cacharros de cocina, los cubiertos, para cocinar, para nuestra higiene personal, para beber (la hervíamos antes)…

Que complicado es “ducharse” con apenas dos o tres litros de agua…

En aquellos días aprendí a valorar de verdad el agua, a ponerme en el lugar de la gente que no tiene un acceso fácil a ella, media hora diaria le dedicábamos a conseguirla. Pienso en mi ritmo de vida en Valencia y se me haría imposible dedicarle 30 minutos cada día a conseguir agua.

Por favor, hagamos un consumo responsable, cristiano y coherente del agua!!!

4 comentarios »

Regresando de latinoamérica…

Alguien dijo alguna vez que cuando se viaja a latinoamérica, tú regresas en avión, pero tu alma regresa en barco.

Hace unos meses pensaba que esto era una exageración ahora me parece que se queda corto. He viajado y vivido por latinoamérica durante cerca de dos meses y… parece que hayan sido años, he tenido tantísimas experiencias y todas ellas tan maravillosas, tan fantásticas, tan diferentes…

Desde bucear cogido a una tortuga cerca de la Isla de la Plata, convivir con los indígenas cofanes de la amazonía ecuatoriana, bañarme en aguas termales que salen de un volcán a casi 3000 metros de altura en el sur de Colombia, escuchar el amanecer en la selva cerca del Yasuní, jugarte la vida de copiloto en un taxi por Guayaquil, pasear por las maravillosas playas del pacífico, comer desde cui (una especie de rata) hasta unas deliciosas arepas, ir en canoa a la isla de bonita por un zona repleta de manglares en la provincia de Esmeraldas (Ecuador), participar en un campo de trabajo con la ONG “Un techo para Ecuador” construyendo una casa en “El León Dormido” cerca de Quito, tener soroche (mal de altura) paseando por la cordillera blanca cerca del Huascarán, viajar en la parte de atrás de un camión que transporta sacos de arroz, disfrutar de la celebración del décimo aniversario de la casa de formación de pastoral rural de Otuzco (Perú)…

Aterricé a mediados de julio en Lima, allí me esperaban unos amigos, pasamos unos días juntos conociendo la ciudad, algunos de sus museos, su playa, sus barrios… Desde allí viajé, junto a Cris a Huaraz, el corazón de la Cordillera Blanca, donde unos días después caminando por las faldas del Huascarán fui víctima del soroche. Desde allí, bajamos a la costa de nuevo, a Trujillo y a Otuzco, donde pasé unos poquitos días, conviviendo con la comunidad de allí, celebrando su décimo cumpleaños… Fue estupendo compartir esos días con ellos. Seguí subiendo hacia el norte, hasta la magnífica playa de Mancora, donde pasé un par de días junto a Roser y a Lily de las Casas.

Crucé la frontera con Ecuador, donde pasé la mayoría del tiempo, viajando desde el sur hacia el norte, durmiendo con la tienda de campaña donde podíamos, en las playas, en la sierra, incluso en la selva. Comencé a conocer Ecuador por Loja, Vilcabamba y el Valle Sagrado, caminamos por las faldas del Podocarpus, conocimos a un artesano que nos dejó dormir en su casa esos días, cocinando a leña, patatas, cebollas… ummm

Continuamos nuestro viaje hacia Cuenca, luego por el parque nacional de Cajas hasta Guayaquil. Que paisajes tan maravillosos, que belleza, que biodiversidad…

Desde Guayaquil, continuamos por las playas, hasta Porto Lopez, donde pasamos cerca de diez días, relajándonos tumbados en una hamaca frente al mar, leyendo, jugando al voley… Desde aquí es desde donde fui a la Isla de la Plata, vi las ballenas, las tortugas, el piquero patas azules…

El viaje continuaba, por las playas, increíbles playas… Hacia Santo Domingo, visitando los bosques húmedos de la zona, bañándonos en sus ríos, con sus cascadas… Continuamos nuestra aventura hacia la provincia de Esmeraldas, fuimos a Quininde, compartimos unos días con los miembros de la UONCRE, una ong que trabaja con los campesinos del río Esmeraldas, fuimos con ellos a visitar algunas de las comunidades, en canoa por el río, que paisajes!!!

Desde aquí, a Quito… donde apenas estuve media hora antes de irme a un campo de trabajo, cerca de Tumbaco y Cumbaya, conviviendo con la comunidad del León Dormido, aprendiendo de ellos y con ellos, construyendo una casa con la técnica innovadora del “súper adobe”. Quizás esta fue una de las mejores experiencias del viaje. Regresé a Quito, a conocerlo un poquito más, a ir a la mitad del mundo, a algún que otro museo, recorrer sus iglesias montado en bicicleta… A los pocos días regresé de nuevo al campo de trabajo, tenía “mono” de estar allí… Desde Quito, salió la oportunidad de irnos a la amazonía, con una ong “Acción Ecológica”, era un viaje de concienciación por el tema de las petroleras y como están arrasando el bosque amazónico… convivimos con los indígenas “cofanes”, recorrimos ríos, sendas, pistas, sin palabras…

Nuestro viaje continúa hacia el norte, por Otavalo, el mayor mercado de artesanía de todos los andes, miles de hamacas, gorros, guantes, chaquetas… los colores se barajan, se mezclan… Cerca de Otavalo pasamos una noche en casa de un chamán… conversé con él, bajo las estrellas, en torno a un fuego, horas y horas…

Cruzamos la frontera, a Colombia, el fin de nuestro viaje se acerca, pero las aventuras todavía nos sorprenderán… en Popayán pasamos un día, luego seguimos hasta la sierra, cerca de un volcán, donde después de dormir con la tienda de campaña (a cerca de 3000 metros) y pasar una de las noches más frías de mi vida), al día siguiente nos bañamos en unas aguas que salían del volcán y quemaban… que paisajes tan diferentes a todo lo que estamos acostumbrados…

Desde aquí, llegamos a Bogotá, paseamos por sus empinadas calles, visitamos algún museito, yo me escapo una mañana para ver la Catedral de Sal de Zipaquirá, la mayor iglesia construida bajo tierra, absolutamente sorprendente. Ese mismo día, por la tarde salía nuestro vuelo de regreso…

Que impacto tan grande, después de 14 horas de vuelo, aterrizar en Madrid, que extraño fue todo al principio…

Ahora un mes y poquito después todavía sigo sin quitarme esta experiencia de la cabeza… Pienso en las gentes que conocí, con las que conversé, con las que compartí su tiempo y muchas veces su mesa también, junto a las que recé, con las que disfruté

Todo viaje, es una gran experiencia, pero desde mi joven experiencia creo que un viaje a latinoamérica, es especial. Yo he viajado bastante, pero siempre por Europa; Portugal, Italia, Francia, Alemania, Holanda, Inglaterra, Croacia… Pero latinoamérica es como irse a otro mundo, todo es tan tan tan diferente, tan enriquecedor, tan intenso…

Sueño con el momento de poder regresar de nuevo a aquellas latitudes, quizás dentro de poco…

De momento, estoy de nuevo acá, en mi rutina, en mi ciudad, con muchos proyectos en la mente y no todo el tiempo que me gustaría para poder dedicarles…

Un fuerte abrazo amigos, perlegrino

PD.- Si quieres ver algunas fotos más (y más grandes) de mi experiencia latinoamericana de este verano 2008, haz clik aquí.

4 comentarios »

Reflexiones en torno a los Reyes Magos

La llegada de la noche de Reyes es inminente y muchas son las leyendas o las historias que envuelven este hecho.

Primero de nada nos ceñiremos a lo que nos cuenta La Biblia de estos personajes. Es curioso, pero solamente habla de ellos el evangelista Mateo, mientras que el resto no comentan nada. Lucas también habla del nacimiento de Jesús, pero solamente cita a unos pastores que dormían de vivak por allí cerca.

En Mateo; capítulo 2, podemos leer:

Jesús, nació en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes. Unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando ¿Donde está el que ha nacido, el rey de los judios? Porque hemos visto su estrella en el oriente y venimos a adorarlo.
(…)
Al ver la estrella experimentaron una grandísima alegría. Entraron en la casa y vieron al niño con María, su madre; se pusieron de rodillas y lo adoraron, abrieron sus tesoros y le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.

Pues bien, esto es lo único que podemos leer en los evangelios sobre la epifanía, o la adoración de los magos. Vamos a ir fragmentando el texto e intentando explicarlo.

Lo primero que nos llama la atención es que en la Biblia no aparece en ninguna parte que sean reyes, ni que sean 3, ni que se llamen Baltasar, Melchor y Gaspar…

Mateo nos dice que son “MAGOS”, sin embargo en todo el Antiguo Testamento y el Nuevo, aparecen continuas críticas a los practicantes de la magia. Aquí juega un papel importante la traducción del término griego “mago” que no era exclusivo para designar a los hechiceros, sino también para las personas sabias, para los hombres de ciencia. También se les ha considerado que eran astrónomos, porque conocían con exactitud el movimiento de las estrellas.

También aparece en el evangelio de Mateo, que venían desde “ORIENTE”, en relación con el anterior post sobre la lateralidad del arte, desde Belén, lo que queda a la izquierda es Oriente, no? Lo desconocido, el mal, el peligro, lo malo…

Sin embargo la tradición nos habla de que fueron tres y la explicación es sencilla. Debemos de hacer un esfuerzo mental y trasladarnos a la época paleocristiana, aproximadamente al siglo V (a.C. por supuesto). Los conocimientos geográficos del momento eran muy muy limitados, se pensaba que había tan solo 3 continentes, Europa, Africa y Asia. Esto se ve muy claro en la cartografía de la época, los llamados mapas en T o en O:

mapa-en-t.jpg

cartografia-en-t.jpg

Lógicamente si nacía el Enmanuel, el Salvador, el Hijo de Dios, lo más normal era que fueran a adorarlo desde los 3 continentes conocidos, es decir, en representación de todos los pueblos del mundo mundial. Por eso casi siempre se representa uno negro, uno blanco y otro asiático. Con el paso del tiempo también se ha fijado que cada uno represente una de las tres edades del hombre, el joven, el adulto y el anciano. Así se representa a toda la humanidad, todas las razas y todas las edades.

Llegados a este punto, nos preguntamos y … porqué le regalaron; oro, incienso y mirra?? Como siempre digo, todo tiene un significado, un simbolismo y estos regalos no van a ser menos.

* El oro, es el símbolo de su naturaleza real, de la llamada “genealogía divina”, es decir de su descendencia desde Abraham, Isaac, Jacob, Fares, Jesrón, Aminadab, Nasón, el Rey David … como bien aparece en el capítulo primero del evangelio de Mateo.
* El incienso, por el contrario es el símbolo de su naturaleza divina, era ya empleado en el culto de los altares a los diosos.
* Por último, la mirra, es el gran desconocido de todos, es un líquido embalsamador, una especie de ungüento, y es el símbolo de su naturaleza humana. En la época se empleaba para embalsamar a los muertos, representaba por lo tanto el martirio y la muerte de Cristo.

Pues bien, aquí tenemos los tres regalos, símbolos de la naturaleza de Jesús; como Rey, como Dios y como Hombre.

Todavía nos queda un interrogante, el porqué de los nombres. La verdad es que es lo más complejo, solamente se sabe que la primera vez que aparecen en toda la historia, es en un friso en mosaico en San Apolinar Nuevo, Ravena (Italia).

adoracion-reyes-magos-de-oriente.jpg

Si nos fijamos no aparecen representados como suelen aparecen hoy en día, sino que los tres aparecen con las vestiduras asiáticas, el gorro frígio y los ropajes típicos de la zona. Todavía no representaban a los tres continentes, las tres razas, esto será más común en la edad media.

Espero que este sencillo post os haya aclarado algo sobre estos misteriosos personajes y que la noche de reyes os traigan a todos muchos regalitos.

Paz y bien amigos!!!

perlegrino

11 comentarios »

Canción “Dios”, de Pedro Guerra (album Bolsillos)

Familia!!

Comparto con todos vosotros una canción preciosa que escucho a diario desde hace un tiempo. Como decía el otro día una amiga es la típica canción que oyes docenas de veces, pero un día te paras a escucharla y te “deja huella” por un tiempo.

La canción se titula “Dios” y se encuentra en el último álbum de Pedro Guerra, Bolsillos (2004).

Y la letra dice así…

Alguien lo vio
en el bolsillo de la nigeriana
que embarazada
atravesó el estrecho.
Alguien lo vio
buscando un hueco entre los refugiados
que en Ingushetia
son como deshechos.

Vela por nosotros
y por nosotros, vela.
Muchas y muchos
creen que existe
y, justo
y generoso,
vela por nosotras
y por nosotros
dicen que vela.

Alguien lo vio
en la mirada del muchacho negro
que lleva al hombro
un arma de combate.
Alguien lo vio
en los burdeles sucios de Manila
junto a la niña
que vendió su padre.

Vela por nosotros…

Y es que somos iguales.
Todas y todos, sí,
somos iguales
ante sus ojos.

Alguien lo vio
entre los huesos de las mexicanas,
desperdigados
por todo el desierto.
Alguien lo vio
cuando el sicario se guardó el revolver
y entre los coches
descansaba el muerto.

Vela por nosotros…

Es una oración hecha canción.

Disfrutarla!!!

3 comentarios »