La importancia de la lateralidad en el arte

Hace tiempo que me ronda por la cabeza la idea de escribir este post y precisamente ayer hablando con unos amigos salió el tema de la posición del ángel en la Anunciación.

En la actualidad no nos solemos parar a pensar en la “lateralidad” de las cosas. Todo lo que no es simétrico, está pensando para un diestro, desde un boli (si tiene algo escrito y tú eres zurdo, jamás lo podrás leer correctamente), una puerta de una nevera o un microondas (siempre están pensadas para abrirlas con la mano derecha), una cremallera de una pantalón, un bolsillo de una camisa, el teclado del ordenador (la zona numérica, siempre a la derecha), el ratón, unas tijeras, una cámara de fotos, el torno de entrada al metro (la primera vez que subí, metí el billete y se abrió el torno de al lado)… Todo, absolutamente todo está pensando para los diestros, y más aún todas las nuevas tecnologías. De esto no te sueles dar cuenta, a no ser que seas zurdo y “sufras” en primera persona todos estos problemas, esta es la razón de que los zurdos tengamos una esperanza de vida de unos años por debajo de la media, pero bueno esto será el tema de otro post.

La cuestión, es que en el arte también se observa muy claramente esta “lateralidad”. Si no nos fijamos, pues pasa desapercibido, pero en la Edad Media, donde todo tenía su significado, los números, los colores, esto era importantísimo.

Se pensaba que a la derecha estaba lo bueno, lo correcto, el bien, lo sagrado… mientras que a la izquierda se encontraba el mal, lo desconocido, el error, el miedo…

Para clarificar un poco todo esto, vamos a pensar y a fijarnos en algunos ejemplos concretos de arte cristiano. Nos centraremos en tres momentos muy representados en toda la historia del arte; la Anunciación, la Epifanía (Adoración de los Magos) y la Crucifixión. Podríamos pensar en muchos más, en el Juicio Final, en la Última Cena… En la Biblia también aparece multitud de veces, por ejemplo en Mateo 26, 64; cuando se dice que Jesús estará sentado a la derecha del Padre.

He seleccionado dos representaciones de cada momento, para que sirvan de ejemplo. Comenzaremos con la Anunciación, el momento en el que el arcángel Gabriel se le aparece a María. En la Biblia no leemos: “El arcángel Gabriel se le apareció a María, por su derecha”, sin embargo practicamente todas los artistas que han representado este hecho han colocado a Gabriel a la derecha de María. Veamos dos ejemplos, el primero de Fra Angelico (seguramente una de las Anunciaciones más conocidas) y otro de Dante Gabriel Rossetti.

anunciacion-fra-angelico.jpg

anunciacion-dante-gabriel-rossetti.jpg

Pensando ahora en la Epifanía, o en la Adoración de los Magos, tampoco aparece en los textos de la Biblia, que los Magos vinieran de la izquierda del pesebre, sin embargo la mayoría de artistas han adoptado esta convención, aunque he de decir que en este caso hay algunos pocos que los representan “entrando” por la derecha del cuadro. Veamos también dos ejemplos, el primero es una miniatura del Libro de las Horas de Carlos VIII, mientras que el segundo es una tabla gótica de Hans Memling.

epifania-libro-de-horas-de-carlos-viii.jpg

adoracion_de_los_magos-hans-memling.jpg

Por último, la Crucifixión, aunque en este caso si que es cierto que aparece en la Biblia que estaban San Juan a la izquierda y María a la derecha de la cruz, como vemos en las representaciones de Giotto y de Donato de Bardi.

crucifixion-giott.jpg

crucifi-de-donato-de-bardi.jpeg

Por último, os invito a buscar, por ejemplo, representaciones del Juicio Final (hay muchos tímpanos románicos preciosos, el de Compostela, por ejemplo) y daros cuenta como los pecadores, el infierno, el demonio… siempre está situado a la izquierda de Dios, mientras que el cielo, el paraiso, “lo bueno”, el lugar donde van los “salvados”, se sitúa siempre a la derecha.

Pues nada más, espero que os haya gustado este post, aprovecho para desearos una muy feliz noche de Navidad.

Un abrazo de paz, perlegrino

7 comentarios »

7 comentarios a “La importancia de la lateralidad en el arte”

  1. Cris R, el 24 diciembre 2007 a las 16:41 h #

    Muy curioso!
    Había oido algo sobre el tema…
    Desde hace un tiempo tengo la impresión de que en la edad media todo lo que se pintaba tenía algún significado más allá del que yo veo a simple vista, y es muy interesante conocerlo!

  2. Montiko, el 31 diciembre 2007 a las 1:32 h #

    Siempre son interesantes estos temas!

  3. Luis Mª, el 4 enero 2008 a las 12:50 h #

    Bonito tema Mikel. Pienso que las cosas no son porque sí, sino que responden a algo. En las representaciones iconográficas religiosas a lo largo de la historia se ha tenido muy en cuenta lo reflejado en los textos sagrados. El más mínimo detalle queda plasmado como tal. Así podemos ver por ejemplo en el paso de la Entrada en Jerusalén de la Semana Santa Sevillana a un Zaqueo “enano”, fuera de la proporción del resto de las figuras, subido a una palmera , y sólo porque el texto evangélico dice “poque era pequeño de estatura” (Lc 19,3).

    Y en Mt 25, 33 leemos en el pasaje del Juicio Final que en ese momento los hobres serán separados: “el pastor pondrá las ovejas a la derecha y los machos cabríos a su izquierda” A los de la derecha los invita a tomar en herencia el Reino y a los de la izquierda los aparta por malditos al fuego eterno. (Mt 25, 41).

    Esta lateralidad señalada por el evangelista supongo que no ha pasado desapercibida a los artistas en la historia, que han querido reflejarla como “detalles” en sus obras.

    Aunque a los zurdos les llaman “siniestros ” por oposición a los “diestros”, no creo que vayan a ocupar ese lugar el día del Juicio Final.

    Sacar punta al arte siempre es muy interesante y curioso. Lusi Mª R.

  4. Maria Escalas, el 4 enero 2008 a las 13:08 h #

    … una pequeña observación. Para que el ángel le venga por la derecha, María tiene que estar a la izquierda, no?
    Uno de mis mejores amigos siempre se me pone a la izquierda cuando me quiere explicar confidencias. Dice que así lo escucho más con el corazon.
    Buen año!

  5. perlegrino, el 4 enero 2008 a las 13:57 h #

    Exacto…

    Así como en algunas escenas bíblicas sí que se precisa la colocación de los elementos (Juicio Final, Cristo con Maria y Juan al pie de la cruz…), en otras no, como por ejemplo en la Anunciación.

    Obviamente la izquierda y la derecha, no son las nuestras, que somos los observadores, sino las de los personajes de la escena.

    Un abrazo de paz, perlegrino

  6. … fragmentos del camino … » Reflexiones en torno a los Reyes Magos, el 4 enero 2008 a las 17:03 h #

    […] También aparece en el evangelio de Mateo, que venían desde “ORIENTE”, en relación con el anterior post sobre la lateralidad del arte, desde Belén, lo que queda a la izquierda es Oriente, no? Lo desconocido, el mal, el peligro, lo malo… […]

  7. to, el 7 enero 2008 a las 18:30 h #

    me encanta el tema de la lateralidad, seria interesante saber por que se reza el angelus a las 12. un saludo y muy feliz año nuevo a todos/as

Trackback URI | RSS comentarios

Dejar un comentario